Agro Cultura Mexicana

"Del campo para la ciudad"

Luz Natural y las plantas


La luz es un elemento imprescindible para la vida de las plantas, ya que les permite procesar los nutrientes del suelo y convertirlos en su alimento. Pero no todas las luces son iguales, ni todas las plantas necesitan la misma luz. 
Las plantas necesitan de la luz para realizar la fotosíntesis, el proceso a través del cual obtienen su alimento. Las necesidades varían según cada especie: existen plantas que necesitan mucha cantidad de luz, mientras que otras se arreglan con muy poca. Pero además no todas las luces son iguales. La luz natural es la más intensa y poderosa y por eso es bueno procurar que todas las plantas, incluso las de interior, accedan a la luz natural al menos durante algunas horas al día.
Para tener una idea de la diferencia de intensidad que existe entre la luz artificial, basta con conocer algunos datos sencillos. En un día soleado, en el exterior, la luminosidad media se estima en unos 100,000 luxes. En cambio, el interior de una casa iluminado con luz artificial por lo general no supera los 500 luxes. La diferencia es abismal y las plantas que no reciben luz natural la notan.
Además, la luz es distinta en función de varios factores: la época del año (en verano los rayos caen más verticales y son, por lo tanto, más intensos), el momento del día (durante las horas centrales del día son más fuertes que por la mañana o por la tarde) y la región (cuanto más lejos se esté de los trópicos, menos intensa resulta la luz). 
Tanto el exceso como la falta de luz ocasionan en las plantas consecuencias negativas.

http://www.consumer.es/web/es/bricolaje/jardin/2013/12/28/219007


Contacto: pega_omar@hotmail.com.mx