Agro Cultura Mexicana

"Del campo para la ciudad"

Ciudades Lentas, ciudadanos tranquilos.

 

Las ciudades de hoy, parecen estar sumergidas en un vertiginoso palpitar. Se ha perdido la capacidad de disfrutar del momento y ni siquiera nos damos cuenta del porque se vive al compás de la velocidad y guiados por el paradigma “tiempo es dinero”, la paciencia, la contemplación y el goce de los actos cotidianos parecen quedar relegados.

Ante esta realidad, en 1986 en Roma Italia se inició un movimiento que se llama “Slow”, como una aislada protesta en la Plaza España por la apertura de un Restaurant McDonald’s en esa parte histórica de la ciudad capital.

La intención del movimiento “Slow” es mostrar y procurar llevar una vida plena y desacelerada en donde cada individuo pueda controlar y adueñarse de su propia existencia.

Las “Slow Cities” son lugares en los que se concentra la actividad humana en torno a plazas, se fomenta la producción de alimentos autóctonos y los pequeños negocios.

El llamado movimiento “Slow”, ha sido muy exitosos y actualmente 26 localidades de Italia están integradas al mismo, otras 16 localidades están en la fase de certificación y 12 más han solicitado ser parte de este movimiento. Los criterios y requisitos para que una localidad tenga la certificación como Slow y forme parte de este exclusivo club, aún están en proceso de revisión.

En las Slow Cities impera el equilibrio entre modernidad y tradición y por supuesto es un gran atractivo para el turismo internacional.    

El movimiento se manifiesta en favor de las buenas tradiciones culinarias y contra la comida rápida, se ha convertido en un movimiento internacional con más de 40 mil miembros en 80 países y representaciones en 50 de ellos. Su revista Slow se edita en cinco idiomas (italiano, inglés, francés, alemán y español).

En respuesta a este reinante frenesí, han comenzado a surgir experiencias contestatarias en todo el mundo que apuntan a recuperar una mayor calidad de vida urbana. Con todo esto nace el movimiento Slow y posteriormente el concepto Ciudad Lenta ó Slow City.

Las Slow Cities o “ciudades lentas”, con ciudades de menos de 50 mil habitantes, ubicadas en cualquier parte del mundo, muy diferentes entre sí pero unidas por un objetivo común: mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos a partir de propuestas vinculadas con el territorio, el medio ambiente o las nuevas tecnologías.

Viajar bajo esta tendencia es hacerlo sin mirar el reloj, sin rutas programadas y sin un recorrido turístico estereotipado; de hecho, ya hay hoteles, destinos y restaurantes que se han sumado a esta corriente cultural.

https://www.ecointeligencia.com/2011/08/ciudades-lentas-slow-cities/


Contacto: pega_omar@hotmail.com.mx