Agro Cultura Mexicana

"Del campo para la ciudad"

Germinado del hueso de aguacate

 

 

 

 

 

Divertido y educativo para todas las edades

El nombre de aguacate es de origen náhuatl, quienes lo llamaban “ahuacatl” que significa testículo.

La planta de aguacate es monoica, es decir, con órganos masculinos y femeninos; pero debido a que maduran en distintos días u horas, hace necesario que varias plantas vivan juntas para que la polinización se lleve a cabo ya sea cruzada o sincronizada; en algunas ocasiones no es necesario tener más de una planta.

Para germinar los huesos de aguacate y producir en casa algunas plantas, es importante seguir varios pasos, iniciando con la limpieza del mismo pero sin quitarle la piel.

Ubica la parte de arriba y la parte de abajo del hueso, la parte de arriba (la más puntiaguda) es donde conectaba el fruto con la rama del árbol y es por donde nacerá la nueva planta, en la parte de abajo es por donde crecerán las nuevas raíces.

En la mitad del hueso, en forma horizontal, inserta cuatro palillos para sostenerlo como se ve en la figura.    Coloca el hueso con los palillos en un vaso en donde el agua cubra el primer tercio del hueso, manteniendo el mismo nivel durante todo el proceso de germinado. 

En aproximadamente tres semanas, se iniciará el proceso de enraizado del hueso y en ocho semanas aparecerán los brotes de la nueva planta por una grieta del hueso.

Cuando la nueva planta llegue a los veinte centímetros, corte la mitad superior de la planta para reforzar el tallo y estimular la raíz para que siga creciendo; luego trasplantar la nueva planta a una maceta cuando el tallo vuelva a tener 20 cm de alto.

El  vaso con el hueso debe de estar cerca de una ventana para que reciba abundante sol y calor.

Nota.- es recomendable poner a germinar varios huesos a la vez para aumentar la probabilidad de lograr una nueva planta; hay quienes ponen dos a tres huesos  en el mismo vaso.


Contacto: pega_omar@hotmail.com.mx