Agro Cultura Mexicana

"Del campo para la ciudad"

Frutas exóticas mexicanas

México es un país que se distingue por sus tradiciones, sus bellos paisajes y por su comida. Quien conoce a México sabrá que la comida es algo que siempre quedará grabado en tu memoria. Pero hoy no les hablaré sobre la comida mexicana en general, sino sobre la gran variedad de deliciosas frutas en este país:

Opuntia Ficus, se cree que es originaria de Mesoamérica. En realidad es el fruto del nopal, un género de cacto muy común en México, que es el mayor productor de tuna a nivel mundial.

Su sabor es un poco parecido al de la sandía, y crece en diferentes colores: rosa, naranja o verde. Se puede consumir en aguas frescas, en mermelada, o en rebanadas. La cáscara tiene pequeñas espinas por lo que se debe pelar antes de consumirse.

Esta fruta proviene de un árbol del mismo nombre que crece hasta 25 metros de altura. El fruto en sí es parecida a un jitomate, mide entre 5 a 10 cm de diámetro, y cuando está maduro es de un color verde, mientras que su interior es marrón. Su sabor es parecido al chocolate, y se puede encontrar en los mercados entre los meses de agosto a enero.

Pitahaya.- Esta fruta surge de distintas especies de cacto, y crece en colores variados. Su cáscara es de color verde y no muy grande. Su sabor es parecido al de las uvas, su interior es jugoso y su exterior está cubierto por pequeñas espinas, por lo que se debe pelar antes de consumirse.

Lulo.- También conocida como naranjilla o chinchilegua, y se da en lugares tropicales. Es originaria de Sudamérica. Se puede utilizar para preparar conservas, jugos, mermelada, helado, y otras cosas. Su sabor es parecido al de la naranja agria.

Maracuyá y Granada China.- Estas frutas son nativas de las regiones cálidas de Centroamérica y Sudamérica. Se pueden consumir fresca o procesada, y para su consumo en crudo no es necesario quitarle las semillas.

El Maracuyá es dulce y tiene un ligero sabor a vainilla. Una vez abierta se pueden ver sus semillas negras cubiertas por una pulpa amarilla. Mientras que la Granada China tiene una superficie parecida al plástico, y debe romperse para acceder a la pulpa grisácea, es un poco más dulce que el Maracuyá.

Mamey y Chicozapote.- El Mamey tiene un sabor parecido a la miel con almendras. Su piel es firme y su interior es de un color parecido al salmón. El Chicozapote tiene una cáscara café con dorado, y es más jugosa que el mamey. Su sabor es parecido al de la pera mezclada con azúcar moreno.

http://www.mexiconewsnetwork.com/es/gastronomia-es/top-5-frutas-exoticas-mexicanas/


Contacto: pega_omar@hotmail.com.mx