Agro Cultura Mexicana

"Del campo para la ciudad"

Xerófilo, desértico

Publicado el 29/08/2018 08:15 PM

 

 

 


El ecosistema llamado xerófilo o desértico cubre el 28 por ciento de nuestro país y está constituido por unas 6 mil especies vegetales.

Las bebidas fermentadas y destiladas, el recubrimiento de chocolates, frutas, dulces o chicles, fibras naturales, cera de alta calidad, abrillantadores y cosméticos se elaboran a partir de plantas, árboles y arbustos que crecen en las zonas áridas y semiáridas.

Su vegetación ha evolucionado al punto de soportar las temperaturas más extremas, sin embargo su capa de suelo fértil es más delgada que la de bosques y selvas haciéndolo más vulnerable ante el cambio climático, los incendios forestales, la ganadería y la agricultura extensiva.

Si la degradación de este suelo avanza, pierde su fertilidad y puede incrementar la desertificación, lo que significa que la roca madre queda expuesta y tardaría cientos de años resarcir ese daño.

Con la desertificación se pierde la biodiversidad y con ello se perderían materias primas para la elaboración productos de nuestra vida diaria.

También se debilita la economía de las comunidades que viven de lo que brinda la tierra, dando a paso a procesos de migración.

La preocupación por la pérdida de suelo fértil es global, de ahí que el tema 2018 del Día Mundial de Lucha contra la Desertificación, que se celebra cada 17 de junio desde hace 23 años.

La celebración se centra en la parte económica y social que implica el uso sostenible de la tierra de las zonas áridas, semiáridas y subhúmedas secas del planeta.

El objetivo es subrayar el valor ambiental y económico que representa la biodiversidad para el ser humano pero sobretodo, que la sociedad comprenda que un aprovechamiento racional y sostenible contribuye directamente a mejorar el nivel de vida del sector rural.

En 2013, 169 países de los 195 que forman parte de la Convención Mundial de la Lucha contra la Desertificación declararon estar afectados por este fenómeno y la degradación de tierras o la sequía.

Este tipo de vegetación se encuentra en 13 entidades: Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Chihuahua, Coahuila, Durango, Guerrero, Hidalgo, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, San Luis Potosí, Sonora, Zacatecas y Tamaulipas.
De este ecosistema se aprovechan especies como orégano, chile chiltepín, cera candelilla, lechuguilla, agave, yuca, pitaya, palmas, gobernadora, laurel y mezquite, entre otras.

La biodiversidad caracteriza la comida, el tipo de artesanías, las bebidas y la forma de vida en general de las personas que habitan en estas zonas. 

Autor: Comisión Nacional Forestal. Fecha de publicación, 15 de junio de 2018

Fine Finders

Contacto: terra-mater@agro-cultura.mx