Agro Cultura Mexicana

"Del campo para la ciudad"

Remedios naturales

 

 

 

 


 

 

Vinagre de manzana.- ¿Hay algo que el vinagre de manzana no pueda tratar? También conocido como ACV, este popular ingrediente en aderezos para ensaladas y adobos se usa para enfermedades tan diversas como el acné, la caspa, la intoxicación por alimentos, la acidez estomacal, la tiña inguinal, los cálculos renales, la psoriasis y más. Barato y de fácil acceso, el ACV tiene propiedades antibacterianas, anti fúngicas y antivirales que lo convierten en un elemento básico en cualquier arsenal de remedios caseros.
Bicarbonato de sodio.- El bicarbonato de sodio hace más que solo refrescar su refrigerador. Usado por los antiguos egipcios en su forma natural como agente de limpieza, el bicarbonato de sodio tiene varios usos medicinales contemporáneos, que incluyen el tratamiento del olor corporal, la hiedra venenosa, los callos, la acidez estomacal y la picazón de la varicela.
Ajo.- El ajo se ha usado con fines medicinales durante miles de años, y hoy en día se usa para tratar enfermedades que incluyen presión arterial alta, colesterol alto y enfermedades del corazón. También se cree que tiene propiedades antibióticas y anti fúngicas naturales.
Aceite de árbol de té.- El aceite de árbol de té es un remedio común para el acné, el pie de atleta, los hongos en las uñas, las heridas, los piojos y muchas otras dolencias que se utilizaron durante siglos por los aborígenes de Australia. 
Siempre consulte a su médico.- Los remedios caseros nunca son un sustituto del consejo médico. Para empezar, muchos tratamientos naturales y remedios caseros no están regulados por la Administración de Drogas y Alimentos (FDA), lo que significa que la agencia reguladora no los ha considerado seguros ni efectivos, ni ha estudiado sus posibles efectos secundarios. 
Dosis.- A menos que se indique lo contrario, las dosis recomendadas aquí son para adultos. Siempre consulte al médico de su hijo antes de darle algún suplemento u otro tratamiento médico. Ciertas plantas o aceites pueden ser peligrosos para los niños; por ejemplo, nunca se debe dar aceite de menta a un bebé o un niño muy pequeño, y los niños menores de dos años no deben consumir miel.
Además, mantenga los aceites, suplementos y otros medicamentos fuera del alcance de los niños, ya que ciertos productos (como el aceite de árbol de té) pueden ser tóxicos si se ingieren o se usan de manera inadecuada.
Mujeres embarazadas y lactantes.- Si está embarazada o amamantando, siempre debe hablar con su médico antes de tomar cualquier vitamina, suplemento u otro medicamento (natural o de venta libre) para asegurarse de que no suponga ningún peligro para el feto. O bebe
Interacciones potenciales.- Si actualmente está tomando algún medicamento, o tiene alergias u otras afecciones médicas, hable con su médico antes de comenzar un suplemento, aceite esencial u otro tratamiento. Su médico puede aconsejarle sobre posibles interacciones o efectos secundarios. 
https://www.motherearthliving.com/natural-health/quick-guide-to-natural-remedies-ze0z1608zfis
 


Contacto: pega_omar@hotmail.com.mx