Agro Cultura Mexicana

"Del campo para la ciudad"

Jojoba, el oro líquido

Publicado el 21/09/2018 10:14 PM

 

 

La jojoba (Simmondsia chinensis), es un arbusto de 1 a 3.5 metros de altura rígido, frondoso y con muchas ramificaciones, perenne, endémico del desierto sonorense, región que abarca el noreste de México y el suroeste de Estados Unidos. Son plantas longevas y por ese motivo las han clasificado como árboles, su madera es dura y de color que va del amarillo pálido al amarillo limón, pesada, de textura fina de grano cerrado, sin sabor ni olor.

La jojoba se desarrolla en las zonas de más baja precipitación, en pendientes de montañas y valles, además, gran parte de su distribución se acota al Desierto de Sonora. Las poblaciones más grandes y con mayor crecimiento están en zonas con precipitaciones de 200 a 400 mm anuales y libres de heladas. Crece en una diversidad de suelos, de roca porosa a arcilla, desde levemente ácidos a alcalinos, en suelo desértico, preferentemente con buen drenaje y aireado.

Dada la importancia de la cera líquida de jojoba en la industria (cosmetología y lubricante), y los requerimientos mínimos para su desarrollo, varios países están implementando programas para su cultivo, domesticación e industrialización, entre ellos Israel, Estados Unidos, Australia, Sudán y Brasil.

No existen estadísticas oficiales de la producción de jojoba en México dado que no hay plantaciones comerciales, todas son poblaciones naturales en el norte del país en los estados de Sonora, Baja California y Baja California Sur.

Las propiedades de la jojoba son, emolientes, anti arrugas, anti inflamatorias, combate el acné, aumenta el brillo y volumen capilar, hidratante, antioxidante y calmante.  

 

Alcaraz M., L., D. Valdez S., S. M. Real C., R. Meza S., M. Rodríguez A. & A. Orduño C. 2011. Diagnóstico de la jojoba (Simmondsia chinensis) (Link) C.K. Schneider, en México. Universidad Autónoma Chapingo. México. 92p.

Fine Finders

Contacto: terra-mater@agro-cultura.mx