Agro Cultura Mexicana

"Del campo para la ciudad"

Axayácatl y acocil, manjares prehispánicos

Publicado el 18/09/2018 09:48 PM

Axayácatl y acocil, manjares prehispánicos

 

Las antiguas culturas prehispánicas conocieron dos especies que los nutrieron y que

actualmente son ingredientes de la más alta gastronomía mexicana: el axayácatl y el acocil.

El axayácatl es un pequeño insecto que se reproduce en las zonas lacustres del Valle de México. La hueva de este animalito también es comestible y es conocida como “ahuautle”. Este insecto se pesca con redes y se tuesta al fuego antes de consumirse; el ahuautle se adquiere colocando unas telas de tul en las orillas de los cuerpos de agua dulce, donde el axayácatl deja sus huevecillos, mismos que posteriormente se orean, secan y tuestan. Ambos alimentos son ricos en proteínas.

Los antiguos relatos españoles refieren que estos alimentos eran ofrendados a Xiuhtecuhtli, dios del fuego y el calor para los mexicas. Además de ser un “manjar” recurrente en el desayuno del emperador Moctezuma. Se les come en tacos o en tortitas rebozadas en huevo, tamales y mixiotes.

Esta especie de insecto, aunque fácil de reproducir, está en peligro de extinción por la desecación y polución de los canales de Xochimilco y lagos del Estado de México en los que tienen su hábitat.

Por su parte, el “acocil” es un pequeño crustáceo, por lo general de tonalidad café, muy parecido al camarón, que al cocerlo adquiere una coloración rojiza, tradicionalmente se come guisado en salsa de chile guajillo o simplemente en tacos con limón y chile piquín. El acocil también está en peligro de extinción debido a la contaminación de los ríos donde se le encuentra.

El agua es un recurso finito indispensable para la salud pública, los ecosistemas, la biodiversidad, la producción de alimentos, la industria, la energía y el desarrollo económico.

Autor: Comisión Nacional del Agua. Fecha de publicación, 16 de noviembre de 2016

Fine Finders

Contacto: terra-mater@agro-cultura.mx