Agro Cultura Mexicana

"Del campo para la ciudad"

Ahuejote y los caminos de agua

 

 

 

Es un árbol de la familia de las salicáceas, a la que pertenecen, entre otros, el sauce llorón y es conocido por los nombres comunes de ahuejote,​ huejote

y sauce, aunque no debe ser confundido con otros árboles de la misma familia que reciben ese nombre. Es común en las riberas de los ríos, y forma parte esencial de la flora de los sistemas lacustres del valle de México.

Los nahuas sabían de la importancia de los ahuejotes y por eso les eran sagrados. Su nombre significa sauz del agua. Para ellos era el árbol vital que mantenía la estructura arquitectónica celestial-terrestre.

Los canales de Xochimilco ubicados al sureste de la Ciudad de México ofrecen un paseo por el pasado lacustre de la gran urbe, cuando la agricultura prehispánica se realizaba entre caudalosos manantiales y ríos, que hoy están casi desaparecidos.

Los pobladores aún conservan el sistema que tenían los aztecas de uso de las chinampas para cultivar flores y verduras para el autoconsumo y mercado local, lo que lo hace atractivo para los turistas locales y extranjeros, al igual que sus mariachis, flores y los paseos en trajinera que ofrecen.

El ahuejote, cuya principal característica es soportar el peso del agua, se produce sobre las mismas chinampas, donde una vez que han salido sus raíces estarán listos para ser plantados a su alrededor.

El agua del antiguo lago de Xochimilco llegaba apenas a los tobillos o rodillas. Ahí, los nahuas marcaban el futuro rectángulo de una chinampa, le aventaban césped, lodo, tierra y después de medio año se convertía en una composta gigante.

Estos árboles, que delinean un paisaje místico, en principio son esenciales para las chinampas pues sus raíces enredan la tierra y capas orgánicas haciendo una especie de tejido que mantiene estos espacios unidos.

Este sencillo y precioso; el árbol controla la erosión del suelo y forma las barreras de oxígeno para la CDMX; su presencia enriquece la vida acuática.

Autor: Comisión Nacional Forestal. Fecha de publicación, 23 de julio de 2018


Contacto: pega_omar@hotmail.com.mx